• 12 de agosto, 2022

El jueves 30 de junio se registró un gran deslizamiento ocurrido en la región de Áncash, Perú, específicamente en la localidad de Chavín de Huántar. Más de 50 viviendas resultaron afectadas y la cifra de damnificados superaría las 250 personas. Las autoridades locales no reportaron fallecidos.

El deslizamiento habría avisado con antelación. El día 21 de junio se reportó un deslizamiento menor en el mismo sector. Además, el alcalde de Chavín de Huántar (Áncash), Yon Ramírez, aseguró que geólogos revisaron grietas en el talud y recomendaron solicitar el apoyo de especialistas. A pesar de que la autoridad no evacuó el sector, las alertas levantadas permitieron que los pobladores se mantuvieron atentos al fenómeno y alcanzaran a escapar, evitando una tragedia que podría haber sido de aún mayores dimensiones.

Las causas de este deslizamiento no son claras, especialmente considerando que no se han registrado lluvias importantes en el sector, las cuales generalmente son de los gatillantes principales para este tipo de deslizamientos en regiones montañosas.

Fuentes: